Logo Goodexpress Mobile

NUEVA MEMBRESÍA ANUAL DE $599 ¡A SÓLO $399!   MÁS INFO

¿Qué SI y que NO en tus jugos verdes?

¿Qué SI y que NO en tus jugos verdes?
Por admin 2 de junio de 2014 1 comentario

Sabemos que a veces preparar un desayuno elaborado y mega nutritivo está  fuera de alcance, por ello iniciar el día con un smoothie verde es ideal.

¿Por qué lo amamos?

-Es fácil de preparar

- Excelente manera de incorporar vegetales a tu desayuno

- Boost de energía

- Alcaliniza el cuerpo

- Es un complemento ideal para bajar de peso nutriéndote

Considera

- Entre más verduras le puedas meter a tu licuado mejor, intenta que por lo menos el 50% sea verde.

- Es importante tomarlos lo más pronto que puedas una vez preparados y utilizar envases de vidrio para almacenarlos.

Verás que después de unos días de prepararlos, estos licuados se convierten en un ritual matutino ideal.

 

¿Qué si y que no en tus jugos verdes?

SI

· Mide tus ingredientes

Nos pasa más de lo que creemos, el puñito o chorrito que le ponemos al licuado a veces trae un extra que añade calorías innecesaria y desbalancea tu smoothie. Suena simple pero puedes hacer una gran diferencia al medir tus ingredientes.

· Congela tus plátanos

Un gran tip para siempre endulzar sanamente tus smoothies y darles una gran consistencia cremosita sin agregar lácteos, es agregar plátano congelado. Es muy fácil solo pártelos y mételos en una bolsa para congelar. Los tendrás a la mano para salvarte en cualquier emergencia.

· Usa agua para adelgazar tu smoothie

No le tengas miedo, no van a arruinar el sabor de tu smoothie. A veces al agregar jugos o mucha fruta a nuestro smoothie le ponemos demasiadas calorías, un chorrito de agua te ayudará a que la consistencia no sea tan espesa sin sobrepasar las calorías recomendadas.

· Agrega verdes

Ponte la regla de siempre agregar un puñito de espinaca, acelga o kale; no impactan sabor y le das un boost alcalino. 

· Busca añadir proteína

No hay nada que te ayude a combatir mejor el antojo de media mañana desayunar un licuado  que contenga proteína vegetal y grasas buenas. Te recomendamos mucho las proteínas vegetarianas que son libres de lácteos y químicos; combinadas con grasas buenas como la chía, el aguacate, o los corazones de hemp.

· Usa boosts de sabor naturales

En ocasiones nos podemos llegar a cansar de las recetas tradicionales de licuados, te recomendamos agregar boosts de sabor naturales que pueden levantar mucho los sabores sin agregar calorías extras. Ejemplo; ralladura de limón amarillo, canela, nuez moscada etc...

 

NO

·No pongas más de una fruta

Mezclar muchas frutas puede hacer que tu licuado termine aportando demasiada energía y calorías a tu dieta. Limítate a escoger una y de preferencia de bajo índice glucémico como la manzana verde, la pera o las moras.

·No compres smoothies

Los smoothies que encontramos en algunos establecimientos tienden a tener azucares como medio de conservación y muy pocas verduras, por lo que no te los recomendamos.

·No metas demasiados ingredientes

En ocasiones aunque todos los ingredientes que seleccionemos sean superalimentos de muy alta calidad, al tener una mezcla tan compleja nuestro organismo no es capaz de digerirlos y maximizar sus nutrientes. Menos es más escoge muy buenos ingredientes y ve consumiéndolos por momentos; alternar es una buena idea.

COMPRA TODO LO QUE NECESITAS AQUI

 

PURPURA-JUGOS

 

 

Publicado en: SaludRecetas
Hip & Healthy - Guía urbana para una vida healthy 8 de febrero de 2016 at 10:31
[…] No sabes como hacer un jugo verde? DA CLICK AQUI […]
Lo más visto que te puede interesar Ver todas las soluciones

Espagueti con Zucchini

Sabemos que encontrar recetas saludables y que conserven esos sabores a los que estamos acostumbrados no es tan sencillo como creemos, por eso estamos nosotros aquí para traerte las recetas más ricas y más saludables que hasta tú familia amara.En esta ocasión traemos para ti unas deliciosas recetas de espagueti con calabací...

Healthy cheesecake de zanahoria

La receta de este viernes es sin duda alguna una delicia que no puedes dejar de probar, se trata de un pastel de zanahoria libre de gluten. Esta receta es súper fácil, rica y cremosa, perfecto para estas fechas otoñales tan friolentas.