Logo Goodexpress Mobile

NUEVA MEMBRESÍA ANUAL DE $599 ¡A SÓLO $399!   MÁS INFO

Diferencias entre jugos y smoothies

Diferencias entre jugos y smoothies
Por admin 25 de febrero de 2014 Sin comentarios

 

Qué es mejor, un jugo o un smoothie, ¿son iguales? ¿Qué beneficios me ofrecen? ¿Cuándo debo tomarlos?A continuación responderé a algunas de estas preguntas… pero para comenzar te aclaro la duda más grande SI hay diferencia…JUGOS

Es el resultado de extraer el líquido de las frutas y verduras. El hecho de que sea un líquido es en sí un beneficio!! explico: sí no tienes mucho tiempo es algo que puedes ir tomando en el coche, caminando, etc, no hay nada que masticar y como no hay que masticar el tiempo que nuestro cuerpo tiene que invertir en digerirlo es mínimo por lo que los nutrientes llegan al torrente sanguíneo en cuestión de minutos en lugar de horas, ésto es porque al paso por el extractor se remueve la fibra, siendo ésta la parte de la fruta o verdura que más tarda en digerirse.

Nutrientes en minutos = energía, energía, energía, por lo que sí buscas un rush de energía para inciar tu mañana parecido al del café pero sin el bajón, un jugo verde es una buena opción, además que es una forma fácil y rápida de asegurarte que estas comiendo tus vegetales

(la mayoría de las personas no consumimos la cantidad minima de frutas y verduras necesarias para una buena nutrición).Un jugo verde no tiene porque ser un martirio y mucho menos saberte a la salsa que le pones a los tacos, uno básico en el extractor de muchos es: pepino, apio, espinaca, manzana o pera.

Tampoco todos los jugos que tomes tienen que ser verdes pueden ser de otros vegetales, pero no te voy a mentir, son mis favoritos por su alto contenido de nutrientes y poder desintoxicante… En lo personal intento que todos los jugos que preparo tengan por lo menos un ingrediente verde, más sí es para desayunar y quiero llenarme de energía para comenzar el día.

Lo que si es importante que te diga es que no recomiendo: el jugo de naranja o jugos de puras frutas para el diario ya que se convierten esencialmente en azúcar al remover la fibra, por lo que en jugos la opción son los verdes o de vegetales con 1 o ninguna fruta (de preferencia de bajo índice glucémico).Por último un aspecto que puede ser un pro o un contra es la cantidad de verduras que necesitas para elaborarlos, ya que para elaborar, por ejemplo, un vaso de jugo de manzana necesitas de 2 a 4 manzanas (o más) dependiendo del tamaño de la fruta, lo que puede aumentar el costo, pero más producto también es equivalente a más nutrientes… así que tu decides sí esto es algo a favor o en contra de los jugos.

Tip: Al hacer un jugo verde, extrae el jugo de vegetales con alto contenido de agua (pepino, apio) y licua los vegetales de hoja verde para que no pierdas nutrientes. En el extractor común de centrifuga se pierden muchos nutrientes de las hojas y saca muy poco jugo, sí tienes un extractor de prensa, bueno es otra historia.

Tip 2: Sí no tienes extractor, licua todo y cuela con una manta de cielo, bolsa para leches vegetales o nut bag.

 

SMOOTHIES

Un smoothie es el resultado de licuar frutas y verduras (frescas y congeladas) usando algún tipo de líquido como base. Al licuar los ingredientes (de preferencia en una licuadora de alta velocidad) lo que sucede es que se rompe la celulosa contenida en las frutas y verduras y vuelve los nutrientes más disponibles para el organismo, el smoothie a diferencia del jugo conserva la fibra, el conservar la fibra significa que permanecerá más tiempo en el estomago (requiere de digestión) y por lo tanto nos llenará más y por más tiempo.

Los nutrientes no viajan tan rápido al torrente sanguíneo como en el caso de los jugos, pero, esto puede beneficiarte sí eres una persona con una dieta estándar o no te consideras muy sano ya que es probable que tu aparato digestivo este demasiado contaminado como para absorber todos los nutrientes que te ofrece un jugo.

Aquí es donde la fibra se vuelve relevante ya que esta limpia tu organismo preparándolo para recibir los nutrientes del smoothie, es por ello que inicie los miércoles de smoothie y no los miércoles de jugos, pensando en la cantidad de nutrientes y beneficios que se podrían obtener las personas de esta práctica.

Un smoothie puede ser frutal, verde o cremoso como una malteada, incluso de chocolate (cacao) yum!, lo que lo hace súper versátil y una amble transición a una dieta más saludable. Al igual que los jugos, pueden consumirlos tanto niños como adultos.

La cantidad de productos vegetales que necesitas para preparar un smoothie es mínima comparada con lo que necesitas para un jugo, por lo que es más barato y en algunos casos más rápido ya que limpiar una licuadora es mucho más fácil y rápido que un extractor. Así mismo la variedad de ingredientes que puedes agregar es mucho mayor.

Entonces ¿smoothie o jugo? en lo personal me encantan los dos y preparó lo que se me antoje más… pero hay personas que juran por los smoothies y otras que el juicing es su vida, así que como puedes ver es una cuestión de gustos, de lo que uno sienta que obtiene más beneficios.

Ningún organismo funciona de la misma manera, por lo que te invito a que experimentes y decidas lo que es mejor para ti.

Publicado en: Recetas
Lo más visto que te puede interesar Ver todas las soluciones

Espagueti con Zucchini

Sabemos que encontrar recetas saludables y que conserven esos sabores a los que estamos acostumbrados no es tan sencillo como creemos, por eso estamos nosotros aquí para traerte las recetas más ricas y más saludables que hasta tú familia amara.En esta ocasión traemos para ti unas deliciosas recetas de espagueti con calabací...

Healthy cheesecake de zanahoria

La receta de este viernes es sin duda alguna una delicia que no puedes dejar de probar, se trata de un pastel de zanahoria libre de gluten. Esta receta es súper fácil, rica y cremosa, perfecto para estas fechas otoñales tan friolentas.

Spaghetti de calabacín con albóndigas de quinoa

¡Únete al #LunesSinCarne y prepara spaghetti de calabaza con albóndigas de quinoa! Ingredientes para la pasta: 4 calabazas ralladas en espiral Ingredientes para las albóndigas: (24 a 30 albóndigas) 1 cuch. de Aceite de Oliva extra virgen 3/4 taza de cebolla en cubos